sábado, abril 30, 2011

Análisis de una entrada antigua y "juertes" declaraciones

Dicen que los artistas no piden disculpas, y aunque no soy un artista, tampoco voy a pedir disculpas por no escribir algo "seudo" interesante en el último tiempo o, mejor dicho, por no escribir.
Quiero hablar en primer lugar de la última entrada del año 2010 en que agradezco a "una" persona ("ella" es como Dios que "es el que es") y debo confesar que me dio una cosita, un no sé qué. Tal vez cierta nostalgia, un preguntarse: ¿Qué será de...? ¿En qué estará? Pero bueno, como dice el dicho: "Que los muertos entierren a sus muertos". Yo tendré que saber enterrar a los míos y que queden ahí, ya que sólo son recuerdos.
Eso fue el análisis de la entrada antigua.
Ahora bien, en cuanto a las "juertes" declaraciones, me ha pasado que algunas féminas - no muchas-, que por lo demás han de tener graves problemas oculares, me han hecho fuertes declaraciones acerca de su estado civil y su visión actual de la vida, de las cuales una de ellas, al captar mi desinterés........ (es difícil de explicar); la otra fuerte declaración me la hizo una amiga del colegio que en una conversación por Messenger me escribió que yo era algo así como su ex........ compañero (los puntos suspensivos implican eso, puntos suspensivos), yo nunca supe, nadie me aviso; y la última fuerte declaración la hizo ayer en la mañana la niña de la pastelería que me queda de camino al Registro Civil y quien me.... digamos que me levantó el ánimo con sus amables palabras para luego señalarme, después de contarle que hay que tenerme paciencia, que ella tendría toda la paciencia.
Les confieso, no es habitual que me pasen estas cosas. Y como ya se habrán dado cuenta, han sido "juertes" declaraciones las que me ha tocado afrontar.
Aunque estoy pensando seriamente en ir más al Registro Civil y pasar a comprar un pastelito en el camino de vuelta.....como para conversar un rato no más. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario