Ojitos llorosos

"- ¿Por qué tienes los ojos llorosos?
- Por nada.
- ¿Estás segura?
- Sí.
- Dime ¿Qué te pasa?
- Nada.

Hoy entiendo por qué tus ojos estaban llorosos ese día.
Estaban así porque sabías que habías elegido tu destino antes de conocer lo que Dios te había regalado.
Tus ojitos estaban llorosos porque fuiste impaciente, porque no creíste que ese regalo era para ti.
Hoy te entiendo "ojitos llorosos" y sé que es terrible.
Hoy conozco la razón de por qué tus ojos estaban así."

Comentario: Encontré este texto perdido en un cuaderno antiguo. Fue escrito un día 9 de agosto, pero no aparecía de qué año.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Un año de Honda CB 150 Invicta

Clasificación de los Medios de Solución Pacífica de Controversias Internacionales:

Comercio Exterior. Capítulo 3: Las Exportaciones y el retorno