Hombres: Un repuesto defectuoso / Mujeres: Un repuesto de mala calidad

Hoy dormí siesta, es que estoy en proceso de desestresamiento (aunque debo reconocer que siempre cuando puedo duermo siesta). Bueno, la cosa es que cuando desperté, lo hice con esta idea en la cabeza:

Los hombres – a juicio de las mujeres- deberíamos ser una especie de repuesto defectuoso, ya que se sabe que no es el mejor, ni el que está en mejores condiciones, no obstante, es el repuesto que se necesita y en vista que no hay otro mejor, pues habrá que usar ese.

Por otra parte, las mujeres deben ser como una especie de repuesto de mala calidad, ya que si bien en un principio parece bueno y el vendedor te dice que es lo mejor que hay, al cabo del poco tiempo se termina echando a perder y, en definitiva, no tiene el mismo rendimiento que un repuesto original.

En conclusión, señoras y señores, lamentablemente, el destino nos condena a usar repuestos defectuosos y de mala calidad.

Triste, pero así no más es la cruda realidad J.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Un año de Honda CB 150 Invicta

Clasificación de los Medios de Solución Pacífica de Controversias Internacionales:

Comercio Exterior. Capítulo 3: Las Exportaciones y el retorno