domingo, junio 21, 2009

No existe realmente el día del padre

Acabo de llegar del supermercado y me he desengañado enormemente: No existe el día del padre.
Sí, así es. No es más que una maquinación de marketing y de las mujeres para dar alguna ventaja al género al cual pertenezco.
Hoy en el 'Líder' (supermercado), la población masculina promedio era superior a la de otros días. Ahí el pobre hombre llevando el carro de las compras, cargado con botellas de vino, bebidas, carnes, papas fritas, etc.
¿No se supone que si a uno lo van a celebrar por algo, tienen que ser los otros quienes preparen tu celebración y no tú mismo?
Al final, los que más disfrutan con el día del padre son los hijos que no hacen nada. No van a comprar, no gastan, no se preocupan por los invitados o los no invitados, no se preocupan de cocinar, servir, lavar los platos, etc. Lo único que hacen es decir, con cara de 'yo no fui': ¡Feliz día papá! Y en ese preciso momento, el pobre hombre que ha sido durante todo el año vilipendiado por su mujer, que ha tenido que ir a comprar las cosas para su propia celebración (porque su mujer no se quiso levantar o porque hacía mucho frío para ir a comprar ella), que ha tenido que pagar las cosas para su propia celebración y, más encima, que ha tenido que preparar su celebración responde a su hijo con mucho afecto : ".............................................." (No soy papá así que no sé que responderá, aún sigo estando del lado que dice: 'Feliz día papá')

2 comentarios:

  1. desde luego que ideas tienes... pues claro q no existe el día del padre!!!es para comprar cosas nada más
    jeje

    ResponderEliminar
  2. Para mi si existe el día del Padre. Eso de que todos los días deben ser su día y bla bla (como todos lo dicen), siempre se me olvida y al igual que tú (porque leí tu nota anterior), es debido a que soy igual a él, entonces discutimos hasta por lo imposible juntos. El único día que me dedico 100% a él (desde chica dice la Mamá) es este día y, te prometo que lo hago con gusto, lo lleno de cartitas y cosas hechas por mi o cosas con detalles que queda en las nubes, porque ya no soy una niña. Me cuesta ser todos los días buena hija, por eso necesito de este día (y la Navidad o su cumpleaños),como para desintoxicarme.

    Menos mal quem para mi existe el día del Padre, porque sino no tendría la excusa para llenarlo de besitos y abrazos.

    ResponderEliminar