domingo, agosto 27, 2006

¿Ellas necesitan sentirse necesarias?

No sabía qué escribir. Lo cual ya no es una gran novedad debido a que mi imaginación está en franco colapso. Sin embargo, pensando y pensando, se me vino a la memoria que hace un par de semanas mi amigo personal “Panchuko” escribió un post acerca de la vocación que algunos teníamos para ser peloteros y otros pelotudos y que, “ellas”, al final, siempre se quedaban con los pelotudos.

El otro día en la televisión vi a una mujer, que no recuerdo si era sicóloga o siquiatra, que señalaba que a las mujeres por naturaleza les gusta sentirse necesarias y que, por ejemplo, cuando dicen que los hombres son incapaces de realizar bien determinada labor, lo que están tratando de dar a entender es que ellas son necesarias para que esa labor se realice perfecto. Entonces, uniendo un par de cabos, empecé a entender por qué ellas se quedan siempre con los que mi amigo llama “pelotudos”. Sencillamente, porque sienten que son necesarias para ese personaje.

Entonces (otro entonces), para conquistarlas a ellas habría que, además de tratar de escucharlas – o simular que se las escucha -, crear algo en uno que a “ellas” las haga sentirse necesarias. Quizás uno podría chocar con las puertas. De este modo, pasaríamos a ser, en primer término, graciosos(no ridículos, ya que al parecer la expresión “ridículo”, con el paso de los años, empieza a desaparecer del léxico de la mujer), luego llamaríamos la atención de la víctima en cuestión, después ella se interesaría en conocernos y trataría de cambiarnos, lo cual, a ella, la haría sentirse necesaria; y, cuando ella se sienta necesaria, ahí podemos atacar con toda nuestra simpatía, amabilidad, comprensión y afecto.

Para los que digan que esto no es verdad: ¿Entonces por qué hay más enfermeras que enfermeros? ¿Por qué las monjas siempre ayudan a los más desvalidos y a los niños necesitados? ¿Por qué las mujeres creen siempre que van a poder cambiar al marido cuando éste es enfermo de borracho? ¿Por qué las minas ricas se quedan siempre con compadres que uno dice “pero cómo”?.

Lamentablemente - las cosas como son -, ellas necesitan sentirse necesarias. Ese discurso de que buscan un hombre que las complemente y las ame es falso. Ellas sólo buscan dos cosas: un defecto andante que puedan convertir en la finalidad de sus vidas y altas dosis de sexo (Je, je, je. Que bueno éste último comentario).


Nota: Aunque parezca machista el post, simplemente he tratado de escribir algo gracioso o patoso (califíquenlo como quieran) que espero no trascienda más allá de una parodia a la antigua pregunta de Freud acerca de ¿Qué es lo que ellas quieren?.

4 comentarios:

  1. 'hombres'
    jojojo

    mm a verrrr
    si es cierto
    uno necesita ser necesitada
    (rebundancia)

    y es que es verdad en parte
    pero en extremo no
    si una tiene que hacer too por el tipo
    a la larga aburre (he prescenciado cada caso)

    Eso sería jajaja
    cero aporte mi comentario
    pero megusto el post

    Besitos***

    ResponderEliminar
  2. más allá de la necesidad Brian, la wea anda por lo relacionado al deseo. y el deseo siempre se organiza en torno a lo que falta, a lo que no se tiene, no a lo que se necesita como tal. En el post que pusiste en el blog estabas más claro con la idea.

    En todo caso las minas son complicadas, gente con rasgos más obsesivos que histéricos tienen problemas al respecto. No hay que darles mucho asunto numá. El sentido común está lleno de dichos al respecto..

    ¿Que es lo que ellas quieren?... hmm sería algo así como "quieren algo que si se lo das dejan de querer".. o sea la insatisfacción tiene que estar garantizada.. sino cagaste.. Te piden torta de chocolate con frutilla, traele torta de chocolate sin frutilla, y le prometes que pa la otra si traerá frutilla. Porque si le pones frutillas dirán que la frutilla estaban podridas :P.. deseo, no satisfacción.

    ResponderEliminar
  3. Compadre, le hace falta una mina... creo que ya lo habia posteado... bueno, parece que el enterrador no entierra nada, si no, ya se habria dado cuenta que está equivocado...

    ResponderEliminar
  4. jajajajjajajajajajajaajajaajajajaa

    ResponderEliminar