martes, marzo 14, 2006

La Gran Rebelde

Muchos al referirse a alguien rebelde piensan en un tipo de pelo largo, desgreñado, con una gran moto y que gusta de escuchar música pesada (Ese soy yo. Ja, ja, ja). Además, cuando pensamos en un rebelde pensamos en alguien que está en contra de todo. En contra de la Iglesia, de la famila, de la política, de las instituciones. En otras palabras, del sistema en general. Sin embargo, no se nos ocurre pensar que esa es la caricatura que por años nos han vendido de alguien rebelde.

Hace pocos días asumió el mando de la primera magistratura de Chile, la doctora Michele Bachelet. Ella sí que es la gran rebelde. Que más rebelde que en un país mayoritariamente machista una mujer se haya postulado a la Presidencia de la República; y que “supremamente rebelde” el hecho de haberse atrevido a disputarle la presidencia a un hombre en un país como Chile y haberle -más encima- ganado.

Si miramos hacia atrás, hay grandes iconos de rebeldía que se desmarcan completamente de la caricatura “del rebelde” que el sistema nos vende y que lamentablemente hoy muchos siguen comprando (lamentablemente, en el sentido que quieren volcarse contra el sistema, pero se encuadran en el espacio que la sociedad ya ha preestablecido para los rebeldes). Sólo mencionaré dos ejemplos: Jesús (nótese que no estoy hablando de Cristo -para los que sepan la diferencia) y Mahatma Gandhi (¿Sabían que la palabra “Mahatma” se descompone en “ma” y “hatma”, y que significa “gran alma”?). El primero, un revolucionario en una época en que ir en contra del Imperio Romano era la muerte y en que plantear postulados diferentes a la ley judía era ganarse el odio de la sociedad de la época. El segundo ejemplo es el de Gandhi; rebelde al querer lograr que la India se independizara de Inglaterra y qué revolucionario el hacerlo de una manera pacífica.

En conclusión. Hay dos clases de “rebeldes”. El que se compró el cuento que le vendieron, que se aisla de la sociedad, que se dedica sólo a criticar y que no hace nada para que las cosas mejoren; y el “rebelde de corazón”, que aunque no parece rebelde sí lo es y se dedica a construir incluyendo al resto de la sociedad en su rebeldía.

5 comentarios:

  1. No me cabia ninguna duda que un pobre huevon como tu iba a hacer alardes por la subida de una nana a la presidencia. Saludos a todas las hembras de tu familia, de tu pueblito, que se las voy a mandar a guardar.

    ResponderEliminar
  2. Chile no es un país machista Brian, lo que pasa que las weonas se quejan mucho. Lo que genera una aversión a todo lo que huela a machismo. es un facilismo y caer en un lugar común asegurar eso

    ResponderEliminar
  3. eres tu brian??? o es tu alter ego?
    pq el cambio de nombre a el enterrador??, estas enterrando algo o tu te estas enterrando??

    si eres tu, te descubri por 2 cosas:
    1. por el contenido cuasi editorial del mercurio.
    2. por el uso de guiones -no conozco a nadie mas que los use-.

    en todo caso s ve mejor este blog que el anterior, el negro te sienta bien jajaja.
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Yo lo descubri por lo penoso, por su pseuda choreza de internet y por su manera enfermiza e idiota de 'escribir'.

    ResponderEliminar
  5. Sí, todos tiene razón. Ustedes (en especial tojomik) son geniales.

    ResponderEliminar